Mientras en España una juez de Cantabria sentencia que las descargas de música desde Internet no son delito, en Brasil se da la primera condena penal por esta conducta,.

Es necesario indicar que en el caso español se repite el análisis ya admitido en otros procesos en los que se afirma que no hay delito si no hay ánimo de lucro y se soporta la actuación en la copia privada, el caso que se juzgaba se refiere a actividades P2P y tiene una novedad en el análisis de la juez. Ella agrega que si bien la actividad puede no ser delito si puede ser fuente de responsabilidad civil.

En cuanto a la sentencia de Brasil es necesario indicar que en este caso el acusado descargaba música de los Beatles para venderla. Los hechos le significaron una condena de un año ocho meses al acusado, después de un juicio que se inició en el 2003. La sentencia en el país del sur se ha considerado como “didáctica”. Precisamente sobre este tema es que se da la reflexión del profesor brasileño Tulio Vianna en el artículo que traduje y les conté hace unos días fue publicado en México.

En ambos casos habrá que ver si hay cambios en segunda instancia.