Archive for mayo, 2008

Published by carobotero on 30 may 2008

Perro come Perro

Muchos de nosotros hemos visto el renacer del cine colombiano en los últimos años y las cifras así lo evidencian, aún son modestas pero por ejemplo, la participación del cine local en la oferta en salas en 10 años pasó de 0,40% en 1997 a 6,06% en 2007 (de 1 a 12 películas respectivamente), mientras que los espectadores pasaron de 100 mil a casi 2,5 millones en el mismo lapso. Evidentemente algo está funcionando y se nota cuando se estrena una película y ésta genera expectativa… ese es el caso de “Perro como Perro”.

No he podido ir a ver la película por que soy gallina, si, soy gallina para ver cine pues se me mete en las entrañas y lo que sucede allí me afecta a mí… Entiendo que es una película que recrea parte de esa realidad violenta colombiana y bueno, los periódicos y noticias me mantienen en esa realidad… quizá un día me anime y consiga verla… por lo pronto tenía pendiente contarles que la banda sonora “las reglas” de Malalma está en el sitio web disponible para su descarga gratuita y para compartirla con tus amigos con una licencia Creative Commons byncnd 2.5 Colombia (si, la más restrictiva, pero aún así todo un hito!).

Interesante, muy interesante!! (Gracias anabelle, estaba pendiente)

Published by carobotero on 29 may 2008

BULGARIA, Licencia CC es reconocida en la corte

Después de las decisiones judiciales en España (varias, de hecho he blogueado por algunas 1 y 2) y Holanda, la noticia es hoy en Bulgaria en un caso cuyos hechos recuerdan el de Mariacesita en Cali, caso que no paso a estrados judiciales.

En este caso un periódico “24 horas” de Waz uso la foto que se encontraba en el blog de Elenko Elenkov (que estaba licenciada by-sa) sin dar los créditos ni incluir la información sobre la licencia. De acuerdo con el relato de Veni Markovsky en inglés, Elenko solicitó pago por el uso de la foto y el diario se negó a hacerlo si bien posteriormente publicó la foto con el crédito correspondiente. Aparentemente el periódico admitió la autoría de Elenko y la infracción al derecho de autor aceptando pagar una indemnización pero sin reconocer perjuicios morales que aun quedan pendiente para definirlos en noviembre.

En un programa televisivo se confrontaron las partes y quedó claro que Elenko espera un pago de US$500 en tanto que el diario ofrece US$50 y la discusión se ha centrado ya en ese campo y no en la infracción al derecho de autor.

Llama la atención como el problema es de desconocimiento puesto que el diario si hubiera incluido la información necesaria (crédito y el tipo de licencia que adicionalmente es copyleft) habría podido utilizar la foto sin problema ya que, en este caso, la licencia de Elenko incluso permitía usos comerciales también en una conclusión muy similar a la que en su momento mencioné en el caso de Mariacecita.

Published by carobotero on 22 may 2008

Semana Ingenieria de Sistemas en la Universidad Distrital

Escogiendo tema para mi trabajo de maestría terminé metida en eso de lo “abierto” y lo “libre” a través del software libre y el código abierto (Floss). Concretamente lo que hice entonces fue analizar las licencias y en el camino me entusiasmé mucho con ese nuevo desarrollo en el que eran los individuos los que innovaban dentro de un marco legal que los limitaba. Aunque ahora este ya no es el tema eje de mi interés siempre lo sigo con atención y me entusiasma, por eso me encantó que esta vez la Universidad Distrital me invitara a presentar desde mi óptica las licencias y es esto lo que haré mañana allí.

A través de las licencias del software se puede dimensionar lo que hay detrás de una pregunta que algunos nos hacemos ¿cuál es el modelo de negocio y la forma de producción del desarrollador?, y desde una óptica más práctica muchas veces en un entorno de protección y control como el de la propiedad intelectual, más allá de si “debo” pagar por el software o no, surge otra pregunta ¿qué puedo hacer yo con ese software sin meterme en líos?. Esas respuestas ya no se responden solamente con la ley, están en las licencias, pero sobre todo en su historia, en sus diferencias, y muchas veces en sus similitudes que terminan explicando la razòn de la clasificación que hacemos del software como privativo, libre o de código abierto…

Me propongo explicar a través de cinco licencias de software y su comparación en ocasiones con las CLUF (contrato de licencia para usuario final) del software privativo las diferencias entre unos y otros en un tema técnico que no es sencillo, en el que hay muchas ideas erróneas y confusiones pero que una vez se comprenden aparecen más claras las ideologías, las discusiones y los caminos que definen “cerrado”, “abierto” o “libre” y entonces entendenmos mucho de lo que sucede hoy.

Acompañen a los chicos de la Distrital en sus conferencias que serán mañana en el Auditorio Sabio Caldas (en la sede de la carrera 8 con calle 40 en Bogotá) a partir de las 8am, yo empiezo a las 8!

Published by carobotero on 21 may 2008

CAMPUS BLOG, conteo regresivo

Estamos a un mes del comienzo de Campus Party y Campus Blog ya esta programado, tenemos las conferencias, los talleres y las actividades, hasta tenemos el Twitter (si, esta allí aunque yo me resista a entrar en él).

Tendremos unos invitados internacionales especiales, todos están de una u otra forma vinculados con nuestro país y creo que forman un conjunto de intereses y temas espectaculares para aprovechar esa semana:
Alvaro Ramirez es colombiano pero viene desde Noruega, nos presentará el proyecto colombiano de Hiperbarrio y algunos de sus actores ConVerGentes, desde la idea de “community informatics” teorizará e incluso intentará una “acción colectiva” que seguro será un éxito.
Claudio Ruiz viene desde Chile y con él discutiremos de música, de leyes, de derechos y en general de como utilizar contenidos en Internet, es fabuloso contar con la tecnología pero sin contenidos ¿para qué?, es un activista actitud que tenemos muchos de los bloggers.
Teemu Leinonen viene desde Finlandia, nos explicará el poder de las tecnologías móviles y las formas como podemos incluirlas en nuestra cotidianidad. Una nota adicional Teemu es del consejo asesor de la Fundación Wikimedia, si, la que está detrás de Wikipedia.
Olga Lucía es también colombiana pero viene de Francia es una periodista que se ha metido en el tema de los blog y que analiza este entorno con un enfoque sociológico particular con el que nos invita a analizar nuestro entorno.
David Sasaki es un americano pero su vida de viajes lo hace ciudadano del mundo, dirige Rising Voices de Global Voices, que es en mi opinión uno de los proyectos de periodismo ciudadano más interesantes en la Red, fue pionero y sobre todo tiene un fabuloso caracter inclusivo y global como el tema que David abordará.

De otro lado tendremos talleres de radio con Altair, las bases de los blogs con ACLibre, herramientas del periodismo para aplicar en nuestros blogs con Carlos Solano y un par de actividades de video y fotos con Leonardo Gonzalez que suenan muy divertidas.

Pero quizá por lo que más expectativas o curiosidad tengo (algo así como una constante pregunta sobre ¿cómo se desarrollará?) son los blogs análogos que hemos estado montando con Pseudoraver (mi escurridizo amigo y complice en esto) “páneles blogueros” y “el blog en vivo”, se trata de un par de actividades diseñadas especialmente para ustedes, para quienes estan metidos en esto de los blogs en Colombia, para los que estan acostumbrados a comunicar, a discutir, a dialogar, a opinar y a ocupar espacios en donde hacen lo que quieran, con estas dos actividades buscamos aplicar en el mundo análogo algunas de las características que hacen de los blogs algo interesante y especial:

El “blog en vivo” es un espacio demarcado y vacío que cualquiera puede ocupar y hacer en él lo que quiera… si, como en un blog.

Los páneles blogueros: 5 días, 5 temas, 5 personajes cada vez proponiendo las diferentes aristas de los temas para discutir con un público dispuesto y twitteando (aunque me resista a hacerlo yo)… este es el espacio en el que la comunidad de blogueros local se puede unir a discutir esos temas que todos los días rondan la blogosfera, con personajes de nuestro mundo bloguero y a los que podremos poner cara… anímense miren de qué se trata acá e ¡inscríbanse!.

Published by carobotero on 20 may 2008

equinoXio: Propiedad Intelectual sin Interés Público

Se publica hoy un artículo destacado en equinoXio mío que creo que les interesa:

Propiedad Intelectual sin interés público

En estos días está siendo analizado en Ginebra por la Organización Mundial de la Salud (OMS) la estrategia y el plan de acción que facilite el acceso de medicamentos, especialmente para los países en vías de desarrollo. Esta estrategia fue elaborada por un grupo designado por dicha organización como resultado concreto de un informe de especialistas sobre salud pública, innovación y propiedad intelectual que se presentó en el marco de la OMS en el 2006. En días pasados Semana comentaba como hace poco en una de las reuniones de la OMS Colombia adoptó una posición radical sobre “protección” a la propiedad intelectual en este marco.

Indica Semana que “Colombia tomó una posición contraria a la del grueso de naciones en desarrollo, e incluso fue más conservadora que Estados Unidos, y parte de Europa, que están defendiendo a los grandes pulpos de los medicamentos”. En el artículo se resalta que la posición de Colombia en este marco ha sido la de “plantear que la OMS debe abandonar estos temas, por considerarlos del resorte de las organizaciones mundiales del comercio y de la Propiedad Intelectual”. El artículo explica la propuesta de los países en desarrollo sugiriendo que la motivación de Colombia para adoptar esta posición se vincula con la búsqueda a cualquier precio por que el TLC con EEUU sea aprobado y como en consecuencia se convierte en el defensor de su industria.

Como a casi cualquier persona que lea ese artículo también me quedé con un sabor amargo, sin embargo no me sorprende ya que soy consciente que el artículo expone la posición del Ministerio de Relaciones Exteriores colombiano en representación de nuestro país en el área de propiedad intelectual que se aplica en propiedad industrial y que es esencialmente la misma para temas de derecho de autor, como se evidencia en su actuación frente a la propuesta de Chile en la Agenda para el Desarrollo de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) en este campo.

En 2006 Chile presentó en el marco del Comité Provisional sobre Propuestas relativas a un Programa de la OMPI para el Desarrollo (PCDA) una propuesta que incluía dos planteamientos concretos (a) la valoración del dominio público y (b) la importancia de los sistemas complementarios a y en la propiedad intelectual (licenciamientos alternativos y mención concreta a Creative Commons). En este marco Colombia se opuso tanto a la primera como a la segunda en temas que también en este campo vienen cohesionando a los países en desarrollo y ganando simpatizantes entre los países desarrollados.

Como en el caso de los medicamentos, el sustento del rechazo de la delegación colombiana a estas propuestas tiene su fundamento en que se trata de un tema que es propio de los particulares y no de resorte del Estado. En supuesta coherencia con esta posición Colombia fue el único país que rechazó la propuesta de fortalecer el dominio público indicando que se trata de “un conocimiento que no es susceptible de protección a través de la propiedad intelectual, o que siéndolo, ha perdido dicha protección, razón por la cual es de libre acceso y aprovechamiento por parte del público (y) el trabajo de difundir las creaciones que se encuentran en el dominio público, no es una labor que atañe a la OMPI sino a los particulares, ya es de ellos”. De manera similar Colombia se opuso a que se hiciera referencia a sistemas de licencias abiertas, y más concretamente a las licencias Creative Commons, por que el derecho de autor tiene como fin otorgar protección a los autores de obras literarias y artísticas permitiendo el control de los mismos sobre sus creaciones, de manera individual y según sus propios intereses y propósitos, por lo tanto no debe el Estado inclinarse por modelos de gestión de los derechos de autor de una u otra manera.

Si Colombia no ha considerado el marco necesario y amplio de la salud pública en países en desarrollo, mucho menos parece estar pensando en el sistema jurídico de derecho de autor como un todo donde tan importante es el derecho particular de los autores como la posibilidad de garantizar a la sociedad la disponibilidad del material intelectual, cultural y científico que se soporta en derechos tan importantes como el derecho a la información, a la cultura, a la educación, etc., (por cierto derechos que también son derechos humanos y respecto de los cuales el Estado colombiano también ha adquirido compromisos internacionales). En consecuencia nuestro país no ha analizado las particularidades del dominio público, su importancia en la academia, en la ciencia, en la música tradicional (que en gran parte ni siquiera pasa por el derecho de autor por que no tiene autor conocido o en general no cumple con la categorización de “obra” que le haría merecedora de tal protección), no ha estudiado la utilidad de los nuevos sistemas de licenciamiento abierto en estos sectores como mecanismos de impulso y participación que favorece procesos creativos, facilita transferencia de conocimientos e impulsa innovación. En resumen no ha mirado sino el tema de la industria.

El argumento central de Colombia para adoptar esta línea es que el Estado debe limitar su intervención en las relaciones comerciales de los particulares, lo que debe es promover la libre competencia económica consagrada en la Constitución Nacional, un argumento que escuché a los funcionarios del Estado en las tres oportunidades en las que estuve presente dentro de presentaciones del Documento Conpes sobre Propiedad Intelectual que refleja precisamente esa misma tendencia. El Estado colombiano parece adherir a una posición en la que la propiedad intelectual tiene su fundamento y razón de ser en la industria relegando su marco de influencia en áreas públicas como la educación y la cultura a un segundo plano. De hecho las suspicacias de los periodistas de Semana en relación con los intereses que hay detrás de la posición colombiana ya la tuvieron otros periodistas en el ámbito del derecho de autor que sospechan de los intereses que se están protegiendo

Que estamos frente a una estrategia y posición oficial no hay duda. mientras que en el mundo las Universidades más importantes adoptan esquemas de acceso abierto mientras se define incluso en la arena legislativa de países desarrollados que es deseable que el conocimiento financiado con dineros públicos sea accesible y disfrutable por todos, cuando incluso quienes desde la filantropía privada optan por esquemas abiertos porque ha fracasado el sistema de propiedad intelectual http://weblogs.madrimasd.org/tecnocidanos/archive/2006/07/25/35434.aspx, cuando hasta el sector financiero ha decidido aplicar mecanismos abiertos en los desarrollos que financian, en Colombia Colciencias decide que el conocimiento que se produce con su apoyo financiero no es de los colombianos en general sino del investigador en particular. Por loable que sea la intención de Colciencias con esta decisión reitera la posición oficial del Estado colombiano que favorece el interés particular sobre el público, aunque admito que en este caso tiene una consecuencia positiva: deslegitima críticas desde el sector público a proyectos de software libre financiados con fondos públicos porque no sería válido afirmar que el Estado puede “regalar” sus intereses económicos a favor de unos particulares y no puede hacerlo a favor de la sociedad, como ocurre con el software libre.

Menciona Semana que las críticas fueron rechazadas por la vicecanciller Adriana Mejía, quien les dijo que la posición fue pactada con los ministerios que participan en el tema, dijo la doctora Mejía “Colombia considera que es importante trabajar por el acceso a los medicamentos de los más pobres, pero es claro que se deben respetar los acuerdos mundiales y las instancias para discutir unos asuntos tan técnicos y delicados”, y añadió que es absurdo pensar que el país estaba defendiendo posiciones de otros… me parece a mi que el tema no está cerrado pues precisamente el problema es que es una posición oficial en la que el Estado está comprometiendo todos sus recursos y nuestro futuro en una posición radical que en todo caso tiene algunas fracturas como la que mostró la Corte Suprema de Justicia hace tan solo un mes.

Published by carobotero on 16 may 2008

Recursos para leer sobre educación y acceso abierto

Desde hace ya un par de meses tengo acceso al último manual de Ignasi Labastida sobre nuevas formas de licenciar contenidos con Creative Commons y tenía pendiente compartirlo con ustedes. El texto es muy actual pues no sólo se ocupa de CC sino que además mira otras licencias, comenta la versión 3.0 y presenta algunas aplicaciones prácticas en el sector académico. Es un manual interesante, lástima para nosotros pues está en catalán… pero con paciencia se entiende y como está licenciada podriamos animarnos a traducirlo… quien quiere?.

Además tenía otro pendiente: Un agregador de blogs sobre recursos educativos abiertos y acceso abierto, ¡información, mucha información!

Mañana es el día de Internet, por mi cuenta estaré con Campus Party hablando sobre Web 2.0 “¿Cómo Aprendemos? y eso que tiene que ver con la Propiedad Intelectual” en la semana de ingenieria de la Universidad Antonio Nariño en Bogotá (9:00am en la sede sur de la Av primera de mayo, Nro 13-61 Salon de Protocolo -1er piso-), deben indicar que van para esta conferencia en el salón Protocolo.

Published by carobotero on 15 may 2008

Universal: cuando yo soy el infractor los perjuicios son “excesivos”

Lo cuenta con detalle Nate Anderson en “ars technica” y se los resumo:

El caso es del reconocido rapero BIG, artista de Universal ya muerto, cuyo álbum “listo para morir” incluyó sin licencia una muestra de “Cantando bajo la Mañana” de los Ohio Players a la que se le había negado la autorización para ser incluida, sinembargo la pieza terminó en el álbum y en sus reediciones. Bridgeport Music y Westbound Records, que controlan los derechos sobre esa canción, demandaron. Un Tribunal de Distrito falló a favor de los demandantes y otorgò a Bridgeport 150.000 dólares en daños estatutarios y a Westbound indemnización compensatoria por 366.939 dólares junto con los daños punitivos de nada menos que 3,5 millones de dólares.

El recurso de apelación de Universal se sustentó en que se trata de sumas “manifiestamente excesivas y deben ser abandonadas o al menos reducidas”, su argumentación incluyó precedentes jurisprudenciales de la propia corte en donde se dice que las sumas que excedan e un dígito la proporción entre el daño punitivo y el daño compensatorio normalmente no son satisfactorias, y, dijo Universal la sanción que le fue impuesta tiene una proporción 10 a 1 lo que la pone por encima de lo constitucionalmente permisible. El fallo de la corte da la razòn a Universal “los daños punitivos otorgados por el jurado en una suma de 3,5 millones de dólares son inconstitucionalmente excesivos”.

Anderson explica que en los casos de demandas contra usuarios P2P no se discuten daños y perjuicios compensatorios (lucro cesante y daño emergente) ni se tazan como daños punitivos sino como daños estatutarios, es decir con base en fórmulas legales que establecen como calcular el daño con cifras objetivas por que se considera que en estos eventos no es fácil establecer el daño ocasionado. Este hecho hace que las sumas que se estáblecen como daños para usuarios que descargan música sin ánimo de lucro desde su casa, un cafe, la universidad, etc., son altísimas, de hecho recuerda el caso de Jammie Thomas que fue sancionada con 222.000 dólares (si cada canción cuesta 70 centavos de dólares Anderson dice que la suma de la sanción para Thomas fue de 13.214 veces la de la pérdida).

Cuando Anderson compara el fallo que ganó Universal con los fallos contra usuarios de redes P2P resulta evidente el contrasentido y como los argumentos sirven cuando se está de un lado del pleito y no cuando se está del otro… el articulista se pregunta si no será tiempo de pensar en que la indemnización sea equivalente al perjuicio…

El análisis se hace con base en casos civiles y en EEUU, una sentencia de 3.5millones de dólares no tendría cabida en Colombia (donde un juez no puede otorgar indemnizaciones punitivas sino solo los daños y perjuicios que se prueben), pero yo sigo pensando que el tema “ánimo de lucro”, “uso comercial” y análisis integral (socio/económico) de la situación está adquiriendo nuevos tintes en la interpretación del Derecho de Autor y, por eso, siento que la Corte colombiana en su fallo penal no está tan descachada como algunos quisieran creer: ¿tiene lógica que a Universal, que hace negocio con una canción por la que no paga el derecho de autor, se le disminuya la sanción monetaria por “excesiva” mientras que a alguien que usa para sí una canción, sabemos que tampoco pago por ella pero no se lucra de esto, se le impongan sanciones altísimas sacadas de la manga?.

Published by carobotero on 12 may 2008

GPL vs Skype, gana GPL

Seguir lo que sucede en el ambiente judicial en relación con las licencias software libre siempre es interesante, la noticia esta vez es que Skype había utilizado código abierto en alguna de sus aplicaciones y se había negado a revelar el código modificado. El juez de primera instancia falló a favor de la GPL, Skype apeló y su argumento es que el Software Libre va en contra de las normas de competencia, es decir que constituye una “competencia desleal”, bien, la semana pasada Skype retiró su demanda… parece que estableció que no hay bases para tal demanda.

Lo explicaron en Barrapunto:

«Groklaw ha comunicado que Skype ha renunciado a su recurso en contra de la GPL, noticia de la que se hacían eco un gran numero de noticiarios digitales. Skype consideró apelar en base a que la licencia GPL inhíbe el libre comercio (!!), pero a los pocos minutos de reflexionar los abogados de Skype debieron darse cuenta de que sería el argumento más estúpido que se podría utilizar contra la GPL. Hace un año Skype fue condenada por violar la GPL al incluir código GPLv2 en un teléfono VoIP y negarse a distribuir el código a sus clientes. Un año después Skype presentaba su apelación tratando de demostrar que la GPL viola las leyes antimonopolio. Un completo disparate… Nos hemos enterado vía cnet.com En castellano aquí

Para más detalles den una mirada a: Groklaw o en Punto Informatico. Este último recuerda como en el pasado año se ha movido el tema de violación a la GPL en varios casos y como la mayoría se han solucionado extrajudicialmente.

Published by carobotero on 12 may 2008

La facultad de Derecho de Harvard también vota por el Acceso Abierto

Como ya lo hiciera la facultad de Artes y Ciencias de la Universidad de Harvard la semana pasada el turno fue para la Faculta de Derecho que también en forma unánime adoptan las políticas de Acceso Abierto.

En la decisión se resalta la idea de que este cambio implicará una mayor difusión de la investigación y las publicaciones académicas. La decisión significa que las publicaciones de los miembros de la facultad se harán también en el repositorio institucional que podrá ser accedido a través de Google Scholar, los autores podrán también reproducir los artículos en sus páginas y los docentes de cualquier lugar podrán distribuirlos entre sus estudiantes siempre y cuando no exista “ánimo de lucro”.

Published by carobotero on 09 may 2008

equinoXio: La Corte Suprema de Justicia sienta precedente sobre “ánimo de lucro”, “uso personal”, etc.

Desde Libreta de Notas en equinoXio:

La Corte Suprema de Justicia sienta precedente sobre “ánimo de lucro”, “uso personal”, etc.

El pasado fin de semana muchos fuimos los sorprendidos con la noticia de un fallo de casación en la Corte Suprema de Justicia colombiana que en materia penal absolvía a un ciudadano colombiano por “conductas supuestamente constitutivas de violación a los derechos patrimoniales de autor” y, nos contaban los periódicos:

* ‘Quemar’ sin ánimo de lucro música en el computador no viola los derechos de autor
* Fijan límites a piratería de música
* La Justicia colombiana no ve delito en descargar música si es sin ánimo de lucro

He tenido una semana terrible, pero además decidí esperar a tener la sentencia para no soportar mis comentarios en los textos parciales que se conocieron a través de las noticias (me parecían contradictorias dado que el caso que da lugar a la sentencia se refería a la copia de CDs y los periodistas hablaban de descargas de música de Internet), gracias a JP esto finalmente sucedió y puedo escribir mis comentarios.

El caso que da lugar a esta sentencia es el de Guillermo Vélez que hace casi 10 años ofrecía duplicar en su casa discos compactos mediante un aviso clasificado en El Tiempo (principal diario colombiano) y por este hecho fue denunciado por la Asociación Colombiana de Productores de Fonogramas (Asincol) quien consideraba que esta conducta podía ser constitutiva de delitos contra los derechos patrimoniales de autor. El problema era en esencia “la reproducción ilegal de fonogramas (discos compactos), y la utilización, también ilegal, de programas de ordenador o software”, en conductas que de acuerdo con los dos jueces que analizaron el caso antes de la Corte merecieron al acusado 2 años de prisión.

Hay varios temas interesantes el análisis del alto Tribunal:

En primer lugar resalta la Corte que en el derecho de autor no basta con que una conducta se ajuste a la descripción que se hace en la ley del delito, es necesario además analizar si “el comportamiento por el que se investigue a una persona es lícito por estar comprendido dentro de las excepciones o limitaciones”. La Corte se detiene a analizar las excepciones y limitaciones del derecho de autor, las enumera e incluso resalta su importancia para un sistema equilibrado.

De otra parte la Corte establece que la protección que se pretende para los derechos patrimoniales al proveer la sanción penal es de contenido económico y en consecuencia concluye que “quien pretenda afectarlos ha de obrar con ánimo de lucro y con la intención de lesionar ese patrimonio para beneficio propio o de terceros” y para reforzar su punto cita a Muñoz Conde quien indica como precisamente la legislación penal colombiana cambió el concepto de “derecho” de autor por el de “propiedad” intelectual modificando con esto también el acento del sistema que ahora recae en el aspecto patrimonial y no en el personal. Me resulta interesante esta consideración pues a pesar de que en Colombia seguimos hablando de “derecho de autor” incluso institucionalmente el propio Estado empieza a reconocer que es el aspecto económico, que más se resalta del Copyright, el que hoy por hoy está marcando el gran impacto de la ley.

Es precisamente explicando este contexto del impacto económico donde la Corte expone sus argumentos con los dos ejemplos que se difundieron profusamente en las noticias del fin de semana: En el primero se describe lo que de alguna manera era el fin de la actividad del acusado “no puede ser punible la actuación de quien realiza una copia de los discos compactos adquiridos legalmente para utilizarla en el reproductor de su carro, o quien los copia para almacenarlos en aparatos de uso personal como el MP3”. Mientras que el segundo aborda un tema que no corresponde con el caso de análisis en la sentencia pero que se entiende en el contexto socio económico que busca ilustrar el juzgado: “si en la Internet circulan millones de canciones, no puede concentrarse en el derecho penal la función de perseguir a los usuarios que, aprovechando tal circunstancia, descargan la música que se coloca a su alcance, pues en estos casos como en todos aquellos en los que la persona obra sin ánimo de lucro y sin el propósito de ocasionar perjuicio a la obra o a los intereses económicos del titular de los derechos, resulta imposible afirmar la existencia de una conducta punible, toda vez que no se lesiona o pone efectivamente en peligro el bien jurídico tutelado por la ley”, con esta interpretación la máxima instancia judicial colombiana ha sentado un precedente impresionante.

Entonces, las noticias se centraron en las ilustraciones de los argumentos de la Corte y no tanto en el caso concreto. En el caso del señor Vélez la Corte indica que hay una excepción al derecho de autor que le aplica, se trata del Uso personal del artículo 3 que hace lícita la “Reproducción u otra forma de utilización, de la obra de otra persona, en un solo ejemplar, exclusivamente para el propio uso de un individuo, en casos tales como la investigación y el esparcimiento” y que tal uso constituye una excepción al derecho de autor que reemplazó en Colombia, de acuerdo con el cuadro elaborado por la Dirección Nacional de Derecho de Autor, el que se conocía como copia privada de la Ley 23 de 1982. El otro elemento del caso concreto que analiza la Corte es como en la conducta del señor Vélez “su actuación no se dirigía a causar perjuicio irrazonable o desmedido ni a atentar contra la normal explotación de la obra, dado que no multiplicaba en grandes cantidades la música fijada en casetes o en discos de larga duración, sino que convertía esos formatos a discos compactos por encargo que le hacía el propietario de ese elemento”.

Lo que hace la Corte es ver que hay usos lícitos para estas tecnologías, si, la posibilidad de reproducir que tiene tal tecnología es potencialmente ilícita, eso no es cierto siempre. En muchas ocasiones lo que hacemos es copiar nuestro propio contenido, el que nosotros producimos o el que adquirimos legalmente y usamos en nuestro propio entorno, y todo indica que en el caso del señor Vélez los jueces se habían limitado a ver el potencial delictivo (por eso la Corte habla en algún momento de responsabilidad objetiva que en Colombia está proscrita) sin preocuparse por que existiera una prueba del verdadero ilícito, no se le probó que efectivamente reproducía ilícitamente y en cambio si podía deducirse que las reproducciones estaban cubiertas por la excepción legal de uso personal que las hacía lícitas.

Es necesario comentar también que el juicio contra el señor Vélez incluía otra presunta violación al derecho patrimonial que no ha sido tan comentada y que se relaciona con el uso del software que el señor Vélez tenía instalado en sus computadores y respecto de los cuales no presentó las licencias de uso correspondientes. La Corte en este caso indica que lo que se sanciona en la norma penal no es la “utilización” sino la “reproducción” o incluso el trasportar, almacenar, conservar, distribuir, importar, vender, ofrecer, adquirir para la venta o la distribución o suministrar a cualquier título, las reproducciones ilegalmente obtenidas, pero, sentencia el alto tribunal “la mera utilización de un programa de computador no lo describe como punible” por lo que este cargo tampoco prosperó.

Personalmente rescato de esta sentencia que hay un análisis integral de la situación como corresponde al de un “sistema jurídico”. De hecho se debe mencionar que no sólo la Corte habla de la ausencia de reproducción a gran escala para su comercialización, la Procuraduría rescata también en su concepto que las normas penales en este caso buscan reprimir lo que se conoce como “piratería”, que sería el eje central de las campañas de la industria cultural y del entretenimiento, intentando con ello contextualizar la conducta del señor Vélez que no tiene tales dimensiones. En esa lógica me pregunto ¿Realmente tiene sentido construir un aparato de represión penal de la “piratería” con base en casos como el de Guillermo Vélez?, mientras los problemas de las verdaderas mafias van por otro lado.

Lo que veo es que muchas de los juzgadores están cambiando la mirada: en tanto la industria cultural y del entretenimiento y sus abogados siguen viendo que la regla general es “reproducción es igual a delito”, la realidad de una cultura digital amplia y diversa está mostrando que lo que está por fuera de tal regla general es muy amplio, quizá sería una mejor estrategia preocuparse más en probar que efectivamente el caso concreto es verdaderamente uno de esos de la “regla general” y así dar la pelea contra verdaderas mafías.

Por supuesto el alcance de la sentencia despertará innumerables críticas y estoy segura que el hecho de que la Corte efectuara sus comentarios más allá incluso del caso puesto a consideración para entrar en otros terrenos tan polémicos como las descargas de Internet será particularmente debatido, sin embargo lo que se hace en esta sentencia es simplemente un eco de manifestaciones que se vienen dando cada vez con más frecuencia en estrados judiciales, como en casos que ya he comentado en Italia y en España.

El precedente que sienta esta sentencia no es despreciable, afirma que la copia cuando no hay ánimo de lucro no es delito y le da un alcance restringido al concepto de “ánimo de lucro” al vincularlo con una escala económica, reconoce la importancia de las excepciones y su aplicabilidad en el entorno penal como un elemento subjetivo del delito que el juez debe considerar, dice que solamente “usar” un software sin poder exhibir su licencia no es delito y, aunque solo sea a título de ejemplo, involucra el tema de las descargas en Internet con lo cual el análisis al menos deberá ser considerado por otros jueces cuando se enfrenten a un caso de estos… GUAU!

Texto completo de la sentencia aquí

Next »