Viernes de columna

Más papistas que el Papa

El equilibrio en el derecho de autor es clave para que éste sirva de incentivo a la creación, la producción y la innovación. Por eso formas de valorar el dominio público se discuten en la “agenda para el desarrollo” de la Organización Mundial para la Propiedad Intelectual, OMPI.

Una obra está en el dominio público cuando vence el plazo de protección de los derechos patrimoniales de su titular y puede ser usada por cualquiera sin su autorización (las obras de Pombo). La semana pasada se celebró la 9a sesión del Comité de Desarrollo y Propiedad Intelectual (CDIP) de la OMPI para discutir 3 recomendaciones de la profesora Dusollier sobre dominio público: (a) que se pueda renunciar a derechos patrimoniales para dedicar obras al dominio público, (b) que se analice una estrategia internacional de instrumentos para identificar obras en el dominio público y (c) ampliar la disponibilidad de éstas obras. Según cuentan, Colombia fue el único país que se opuso. Colombia rechazó la primera recomendación, indicando que la organización no debe discutir la renuncia de derechos de autor (a pesar de que eso es posible en nuestro país).
Seguir leyendo en El Espectador

Enlaces para profundizar
Del tema ya había hablado hace un tiempo acá
Lo que pasó la semana pasada contado por communia
Los bibliotecarios hablan de lo que pasó en 2007 también lo cuentan en este blog o en este.
Cuando me contaron por twitter 1, 2, o 3